Internacional

Se reunían 50 empleados y estaban organizadas por la oficina de prensa oficial, dice 'The Mirror'.
"Una operación de bandera falsa" en el este de Ucrania.
El controvertido político y magnate, de 85 años, ya ha estado tentando sus oportunidades.
Las principales autoridades europeas han viajado a Roma a darle su último adiós.
Al día siguiente, la reina Isabel II se sentó sola en el funeral de su marido; una de las imágenes símbolo de la pandemia de COVID-19.
Y, también, una ola de solidaridad de las estrellas más progresistas de Hollywood, como Susan Sarandon, Mark Ruffalo o Viggo Mortensen.
Por si no tuviera suficiente con los republicanos...
"¡Ucranianos! Todo vuestros datos personas fueron colgados en la red. Todos los datos que hay en el ordenador se destruyen y es imposible recuperarlos", dicen los piratas.
Un paso que se justifica en la "respuesta inadecuada” dada por las tecnológicas para aclarar cómo se trató de frenar la desinformación y la violencia en esa jornada.
Elmer Stewart Rhodes III es considerado el fundador y líder de la organización ultraderechista estadounidense Oath Keepers.
Reino Unido se hallaba entonces en luto nacional por la muerte, una semana antes, del duque de Edimburgo, según la exclusiva de 'The Telegraph'.
Estima que “no conviene” al niño tener contacto con su padre “si no está vacunado y se opone a las medidas sanitarias en el contexto epidemiológico actual”.
Considera que se trata de una medida "inapropiada" para el respeto de la libertad individual.
El Tribunal sí ha autorizado la vacunación obligatoria a empleados de más de 50.000 instalaciones sanitarias.
El trabajo cuenta con datos de más de diez millones de reclutas militares de EEUU.
Su objetivo es hacer 15 millones de pruebas al día en enero.
Según un reciente estudio de la Universidad de Nueva York
Eso sí, para desaislarse tendrán que presentar dos test negativos hechos a partir del quinto día con 24 horas de diferencia.
Las protestas en el país dejan un balance de al menos 164 muertos, mil heridos y más de 12.000 detenidos.
En realidad, Reino Unido está completamente dirigido por una mujer llamada Sue Gray.